Drenaje linfático

QUE ES
El DLM es una técnica de masaje que consiste en realizar de forma manual aquellos movimientos que el sistema linfático no puede hacer por si mismo.
COMO FUNCIONA
El drenaje linfático se encarga de recanalizar el líquido extravasado para volverlo a incluir en el torrente circulatorio y poder ser evacuado. Los pacientes que utilizan con frecuencia el drenaje linfático manual notarán un aumento en el número de micciones diarias.
DONDE SE HACE
En realidad el drenaje linfático puede realizarse en cuello, cara, abdomen, brazos, nuca, zona dorsal, zona lumbar, gluteos y piernas. En algunos casos se pueden tratar también puntos intrabucales.
PATOLOGÍAS QUE TRATA
En los inicios de la técnica se empezó usando para tratar problemas de sinusitis y patologías en las que cursaban con ganglios inflamados. Hoy en día las aplicaciones del DLM se extienden más a patologías de tipo linfedema.
También pueden ser tratados exclusivamente con DLM, los problemas oculares siempre que no sean infecciosos que cursan con inflamación de las bolsas oculares.
Tenemos también una patología llamada lipedema, que puede ser tratada con DLM, pero que deberá incluir técnicas más fuertes (presoterapia, vacuoterapia, LPG, terapia ultrasónica) para poder movilizar el líquido graso.
Existen otro tipo de patologías como acné, sinusitis, asma, estreñimiento que tienen menor interés, pero que pueden ser tratadas con DLM.